Control de versiones… ese gran amigo

Si estas desarrollando algún proyecto –mi situación– o tienes pensado crear uno, es muy recomendable que instales un sistema control de versiones que administre todos los archivos de tu solución. Eso que significa? pues que esta aplicación se encarga de obtener las versiones de tu proyecto y etiquetarlas de manera que sepas lo que hiciste en cada una. A partir de ello puedes realizar comparaciones entre ellas para obtener las diferencias o sacarte de ese gran apuro que significa que has escrito mucho código y te das cuenta que al final no sirve para nada y que es muy tarde para volver atras. De esos problemas te saca un control de versiones pues basta con obtener la última versión estable.

Subversion –SVN– es uno de los sistemas de cotrol de versiones más utilizados ya que viene a sustituir a CVS que presentaba ciertas limitaciones. Voy a nombrar los pasos habituales para configurar un repositorio:

Crear el repositorio:

svnadmin create <path/nombre_repositorio>

Incorporar el contenido de nuestro proyecto al repositorio creado:

svn import [path al contenido] {protocolo} destino [-m "texto"]

{protocolo} se debe sustituir por file://, svn://, http://, https:// …

Si como protocolo eliges svn como destino pones el nombre del repositorio. Si es file:// tendrás que incluir el path al repositorio… La opción -m permite etiquetar la versión con el texto que sea más intuitivo.

Si deseas obtener la última versión:

svn co <origen> <destino>

En origen tendrás que especificar el protocolo de acceso como en la anterior opción.

Crear un directorio en el repositorio: Es posible que una vez creado el repositorio y con una versión estable desee añadirle un directorio:

svn mkdir <nombre_directorio_nuevo>

Almacenar los cambios realizados: Antes de modificar los archivos de tu proyecto asegúrate de obtener la última versión del fichero que vas a modificar. De lo contrario al hacer el commit SVN generará un error.

svn update

svn ci
realiza el commit de los cambios, es decir, los almacena.

Sobre el control de versiones también existe una seguridad que nos permite controlar que usuarios pueden acceder a nuestro repositorio. Para ello vamos al directorio donde svn almacena el repositorio –el indicado en svnadmin create– y dentro de /conf encontramos svnserve.conf: Este fichero determina los permisos -lectura, escritura o ninguno- para usuarios registrados y usuarios anónimos. Para activar el control por password descomentamos la línea password-db = passwd. Esta línea indica cual es el fichero de password. Dicho fichero se encuentra en el mismo directorio que el anterior. Para añadir usuarios basta crear tuplas del  tipo:

usuario1=password1

Todo lo anterior vale si trabajamos en local, pero si queremos acceder a nuestro repositorio desde otra máquina es necesario lanzar el servidor svn mediante el comando svnserve -d.

Recursos:

Web del proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: